El Arzobispo Emérito Dr. Winston Halapua, ex Obispo de la Polinesia, reflexiona sobre los impactos del cambio climático en el Pacífico y cómo los anglicanos están viviendo la Quinta Marca de la Misión: ‘esforzarse por salvaguardar la integridad de la creación y sostener y renovar la vida de la tierra’.
“Necesitamos soplar una caracola para alertar al mundo del peligro, no solo para nosotros mismos sino para todo el planeta tierra. Necesitamos pedir un trabajo conjunto para cuidar de nuestra casa común. Nos enfrentamos a una crisis mayor y tenemos que enfrentarla juntos. Necesitamos levantar voces proféticas. Tenemos la oportunidad de avanzar en un nuevo movimiento de cuidar más profundamente la creación de Dios, de celebrar sus maravillas y de descubrir nuestra humanidad común.”